Dile adiós a las arrugas sin cirugía

Dile adiós a las arrugas sin cirugía

Sonríe a plenitud sin temor a la aparición de las llamadas patas de gallo y líneas de expresión. A través de estas líneas conocerás una solución casera o artesanal que te permitirá combatir las arrugas del rostro y poder lucir más joven y radiante.

Maicena

Es un producto derivado del maíz que tiene propiedades astringentes, capaz de absorber el exceso de grasa de la piel.

Huevo

Esta proteína es una fuente de ácido hialurónico que ayuda a nutrir e hidratar la piel. Su uso en la cosmética ayuda a combatir las arrugas y retrasar los efectos de envejecimiento de la piel.

Botox natural

La mascarilla con maicena y huevo tiene un efecto favorecedor para la piel, quienes la han utilizado aseguran que tiene el mismo efecto que el botox, pero con más beneficios, pues es económico y 100% natural.

Para preparar la mascarilla se necesita una cucharada de miel, la clara de un huevo, dos cucharadas de maicena y 20 gotas de aceite de almendras.

Mezcla todos los ingredientes en un bol, hasta lograr una pasta suave y sin grumos, humedece la piel con agua tibia, seca y luego aplica el preparado, deja actuar entre 20 y 30 minutos y retira con agua tibia. Una vez retirado todo el preparado, utiliza agua fría para cerrar los poros de la piel.

Para conseguir mejores resultados, puedes usarla dos o tres veces a la semana.

Logros

Con solo algunas semanas de uso podrás comenzar a ver los resultados:

- Piel limpia y saludable.

- Rostro rejuvenecido.

- Libre de acné. 

d2001

Deja un comentario