23.9 C
Maracay
martes 9, agosto 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

CAMBIO DE GUARDIA

Ramón Guillermo Aveledo

Al perder la confianza de su partido, el Primer Ministro británico Boris Johnson ha tenido que renunciar al cargo y al liderazgo de los Conservadores, a quienes su popularidad les ganó amplia mayoría parlamentaria. El proceso se había prolongado más de la cuenta tras los injustificables hallazgos de incumplimiento de las normas de cuarentena por la pandemia y las elusivas respuestas de un jefe del gobierno renuente a admitir la realidad y sus responsabilidades derivadas. Lo ayudó a sostener lo que parecía insostenible su habilidad comunicacional y la invasión de Putin a Ucrania, generadora de una crisis internacional de consecuencias todavía incalculables.

Cabe destacar que un informe de Scotland Yard, la respetadísima policía metropolitana londinense, establecía más allá de duda razonable los hechos trascendidos y la responsabilidad de Johnson en ellos. El cuerpo, fundado en 1829, depende del ministerio del Interior (Home Office) desde su creación a proposición del entonces ministro Robert Peel, líder del partido Conservador. Es decir, es una agencia del gobierno presidido por el ahora renunciante.  Así funciona una institucionalidad democrática merecedora de la confianza ciudadana y garante de la legalidad.

En el parlamentarismo británico gobierna la mayoría y corresponde a su líder formar gobierno. En la bancada partidista se notaba una creciente inconformidad con el primer ministro y la cadena de renuncias de sus ministros marcaría el final. En breve, los Conservadores elegirán un líder probablemente provisional que buscará completar la legislatura, como Johnson cuando relevó a Theresa May en su dimisión. Por rebelión en la fracción salió la señora Thatcher y de modo similar lo hizo Churchill, cuando el líder del partido Chamberlain tuvo que renunciar por el fracaso de los acuerdos de Munich burlados por Hitler.

Las elecciones están previstas para el año que viene. La situación nacional e internacional incidirá en la decisión de esperar el fin de la legislatura o adelantarlas. En las municipales de este año, la oposición Laborista más que duplicó en número de concejales al Conservatismo y puntea nacionalmente en las encuestas realizadas antes de la salida de Johnson, con buenas perspectivas para su líder Keir Starmer, distintas a las de sus predecesores Milliband y Corbyn.

La ley se cumple. La democracia funciona. La estabilidad del país no se altera por los cambios de gobierno. Pero hay mucho trabajo por hacer.

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES