Hallan muerto a joven desaparecido

Hallan muerto a joven desaparecido

|| Saraí Dávila
|| Foto-Saraí Dávila / Cortesía

Su familia lo buscó por casi tres meses antes de que las autoridades dieran con su paradero

El cadáver de Rigoberto Sangroni Bolívar, de 30 años de edad, fue encontrado en avanzado estado de descomposición tirado en un terreno boscoso en la parcela Natividad del municipio Santiago Mariño de Aragua, el día martes, luego de pasar varios meses desaparecido.

Cuando el 23 de agosto a las 7:30 de la noche, Sangroni, vestido con el uniforme de trabajo, salió de su casa, en Francisco de Miranda II de Villa de Cura, montando su moto TX 200, para asistir a un velorio y posteriormente ir a trabajar en el tercer turno de la noche en una empresa trasnacional, su familia nunca imaginó que no tendrían la oportunidad de darle un beso de despedida nuevamente.

Durante casi tres meses sus familiares movieron cielo y tierra para encontrarlo, hablaron con medios de comunicación, realizaron labores de búsqueda, nunca se rindieron, su bebé de 11 meses lo esperaba en casa y su familia haría lo posible para recuperarlo.

Pero una terrible llamada apagó sus esperanzas al informarles que un hombre con vestimenta parecida a la de su esposo, había aparecido en tal estado de descomposición que tendrían que hacer estudios antropológicos para identificarlo.

En la mañana de ayer en la morgue, Noryobic Paredes, la esposa del fallecido, mantenía las esperanzas de que todo se tratara de un macabro error. “No queremos adelantarnos, tal vez no sea él”, comentó.

Sin embargo, la vestimenta y otros detalles daban claros indicios de que el cuerpo que yació bajo un sol inclemente y fue víctima de animales salvajes, pertenecía a Roberto Sangroni Bolívar.

El hombre ocupaba el cargo de analista en seguridad industrial en la empresa y estaba graduado de Técnico Medio en registro y estadísticas de la salud en la Universidad de Carabobo.

 

Las averiguaciones

Las investigaciones llevaron a la policía científica a detener a Yolfran José Pantoja (19), un delincuente que se había apropiado del teléfono de Sangroni y quien presuntamente pudo haber afirmado que lo asesinaron para robarle la moto. También se conoció que los sabuesos están tras la pista de dos hombres.  

“Hay un misterio muy fuerte allí, eso es lo que están averiguando (...) Cuando a una persona la esconden es porque hay algo más, ellos (las autoridades) sospechan de los reales motivos”, sostuvo Rigoberto Sangroni padre de la víctima.

 

Familiares llegaron el día de ayer a la morgue de Caña de Azúcar para identificar el cadáver

Deja un comentario