Nueve cosas que nadie te dijo acerca del parto, ¡mira!

Nueve cosas que nadie te dijo acerca del parto, ¡mira!

bebe

Esperamos 9 meses para dar a luz, ya queremos tener a nuestro bebé en brazos, ya queremos que esa enorme panza desaparezca y que por fin podamos ver al pequeño, besarlo, abrazarlo y conectarnos aun más.

La mayoría de las veces pensamos en el después de dar a luz, pero ¿cuánto sabemos del parto natural? Es hora de saber más sobre él, de conocerlo mucho más y, sobre todo, de no tenerle tanto temor.

1. La bolsa no se rompe como en las películas

Una y otra vez vemos en las películas como de un momento para otro, una cantidad de agua sale de entre nuestras piernas y moja todo el piso. Sin embargo esto no sucede realmente así, cuando se rompe bolsa sentimos como un poco del líquido amniótico comienza a caer, pero no en las cantidades que se muestra en las películas.

2. Y podría no romperse toda de una vez

Incluso, quizá salga mucho menos líquido de lo que esperas porque la bolsa no suele romperse por completo, sino que empieza a perder en mínimas cantidades el líquido amniótico.

3. El médico puede romper la bolsa que contiene el líquido amniótico

Si no se rompe sola o no lo hace por completo, el médico te ayudará y lo hará por ti. Puede resultar algo incómodo pero no te dolerá.

4. Si se rompe la bolsa, no tienes que correr inmediatamente al médico

En las películas vemos como inmediatamente de que se rompe la bolsa, nace el bebé. Esto no sucede así, luego de romper bolsa puede demorar horas o hasta un día completo en dar a luz.

5. No puedes correr ni tener relaciones una vez que se rompa

Eso sí, si rompes bolsa (aunque sea un poquito) no puedes ni correr ni tener relaciones sexuales. La bolsa amniótica es la protección del bebé para evitar infecciones y ahora se ha roto.

6. La epidural tiene sus pro y sus contra

Las contracciones y el parto en sí pueden ser muy dolorosos. Es por eso que muchas mujeres optan por la epidural, sin embargo puede calmar tanto el dolor que no sentirás nada.

Algunas mujeres se arrepienten de utilizarla porque se siente como si no tuvieras piernas y te pierdes todo el magnífico momento del parto. Sin duda, depende de cada mujer.

7. Sentirás ganas de ir a hacer el dos

Probablemente te darán ganas de ir al baño, sin embargo esa sensación es incorrecta. No es que tengas ganas de ir a hacer el dos, pero lo cierto es que la fuerza y el movimiento del bebé puede estimular ese deseo.

8. Verás mucha sangre

Durante el parto verás mucha sangre. No te causará nada de asquito, pero si te impresiona ver sangre quizá deberías no mirar directamente.

9. Incluso semanas después de dar a luz

Pero no solo verás sangre en el parto, también en las semanas siguientes. Tendrás como un período constante durante las primeras semanas. Tranquila, con el tiempo pasará.

Imujer

Deja un comentario