Croquetas de Pollo

Croquetas de Pollo

Las croquetas de pollo son una guarnición muy común como entrante a la hora de comer en un restaurante o una comida que organicemos nosotros. Ello se debe a que gracias a la bechamel y el pollo es un alimento muy ligero que se derrite en la boca, por lo que podemos disfrutar mejor de su estupendo sabor.
 

Ingredientes
 

Para el pollo
1 pechuga de pollo entera.
1 cebolleta mediana.
Aceite de oliva.
Pimienta.
Sal.


Para la salsa bechamel
50-60 gramos de mantequilla.
2 cucharadas de harina de trigo.
½ litro de leche.
Pimienta.
Sal.


Para rebozar
Aceite 
1 huevo grande.
Pan rallado.

Preparación


Con el pollo crudo y fresco, comienza por trocear la carne en dados pequeños. A estos dados prepárales un sofrito de aceite con cebolla, que vas a esperar a que transparente para juntarle la carne y continuar sofriendo. Cerciórate de que el pollo se cocine por completo. Adoba con sal y pimienta. A continuación, mezcles el pollo con la salsa bechamel

Debidamente tapada lleva la mezcla de pollo y bechamel a la nevera por espacio de unas 4 horas, o si lo prefieres, durante una noche entera, de un día para otro.

Retira la masa de la nevera  y ten cerca preparados -por separado- el huevo mezclado, el pan rallado y el aceite caliente.

Toma un pequeño puñado de la masa y con ambas manos dale forma de dedo abultado, algo alargado. Palpa que esta forma se torne compacta y de fácil manipulación, porque enseguida tendrás que pasarla por el huevo mezclado, luego cubrir de pan rallado, y finalmente rebozarla en el aceite. Repite este procedimiento con todos y cada uno de los dedillos que te alcance hacer con tu masa, y fríelos flotando en aceite hasta que se doren por todos lados.

 

Deja un comentario