Cómo identificar la insuficiencia cardíaca en perros

Cómo identificar la insuficiencia cardíaca en perros

Muchos son los perros que pueden sufrir de diferentes enfermedades cardíacas, pero atacarlas a tiempo puede ser de vital importancia para que tu mascota lleve una vida segura y sin riesgo alguno.

Estas enfermedades dependerán del tamaño del perro. Los perros pequeños suelen padecer de daño en la válvula del corazón, conocida como insuficiencia valvular, que comienza con una infección en la boca, mientras que en los perros de mayor tamaño, el corazón pierde la fuerza que necesita para bombear toda la sangre que el cuerpo del perro requiere, denominado miocardiopatía dilatada.

Por lo general, los perros más propensos a sufrir enfermedades cardíacos son aquellos de avanzada edad, los perros de raza, o perros con carga genética con antecedentes en problemas cardíacos, y entre las razas más propensas a padecerlo están los Norfolk Terrier, Spaniel toy inglés, Bearded collie, Berger picard, Deerhound escocés, Bullterier, Spaniel irlandés, Dálmata, Whippet y el Bullterrier miniatura.

Síntomas

Con solo mirar detenidamente a tu mascota, podrás notar si presenta alguno de los síntomas de insuficiencia cardíaca, la cual podrás detectar fácilmente y actuar a tiempo con su veterinario para un tratamiento oportuno y adecuado a su enfermedad.

Entre los síntomas que deberás buscar están:

Tos: cuando el perro presenta acumulación de edema en los pulmones, comienza a toser y con disnea, y es uno de los primeros síntomas que presentará el can cuando tiene una condición cardíaca. La tos será continua y se presentará generalmente por las noches.

Ritmo cardíaco alto: la presión arterial y el ritmo cardíaco aumentarán, y cuando el problema cardíaco avanza, la respiración del perro se acelerará. El ritmo cardíaco normal en un perro relajado se encuentra entre 60 y 160 pulsaciones por minuto. El pulso excesivo acelerado o lento puede ser un síntoma de la enfermedad.

Cansancio: estos perros suelen permanecer agotados, aunque la actividad sea mínima, esto se debe a la mala irrigación de la sangre a los tejidos.

Color de las encías: un rosa intenso en el color de sus encías y lengua es síntoma de buena circulación, por ende, buena salud. Si estas áreas se tornan grisáceas o azuladas, podría ser síntoma de insuficiencia de oxígeno en la sangre, es decir insuficiencia cardíaca.

Peso: no es normal que el perro pierda peso sin causa aparente. Si esto ocurre junto con la pérdida de apetito, o si por el contrario, aumenta de peso debido a la acumulación de fluidos en su abdomen -presente con barriga hinchada o abultada-, también serán síntomas de problemas del corazón.

Ruidos: los soplos o ruidos cardíacos no siempre son indicativos de problemas cardíacos. Si escuchas en tu perro algún ruido, zumbido o vibración por el área del tórax, lo más recomendable es que lo lleves a un chequeo con su veterinario para descartar cualquier anormalidad o afección cardíaca grave.

 

Con información de Diario 2001

Deja un comentario