32.9 C
Maracay
viernes 12, agosto 2022

VIVE LA NOTICIA A TRAVÉS DEL DIARIO LÍDER DEL ESTADO ARAGUA Y LA REGIÓN CENTRAL DEL PAÍS

Razones por las que maúllan los gatos

Los gatos maúllan para comunicarse con sus similares y con sus amos, cuando quieren jugar, o requieren de afecto por ejemplo.

Tal como ocurre con los ladridos en los perros, los felinos maúllan para transmitirle a su entorno alguna necesidad, algún requerimiento.

Es necesario que aprendas a reconocer el significado de los maullidos para que puedas prestarle la ayuda en el momento oportuno a tu mascota.

Por qué maúllan los gatos

Emitiendo este sonido tan particular entre los felinos, logran comunicarse no solo con su amo sino también con los animales de su misma especie.

Estudiosos en la materia señalan que los gatos pueden maullar en más de 60 tonos diferentes, y que estos esconden múltiples significados.

Los maullidos son una de las fuentes más importantes de información sobre el estado de ánimo e incluso la salud de estos animales; por tanto, se debe prestar especial atención.

En general, los gatos maúllan cuando quieren saludar, tienen hambre, desean una caricia, te está regañando, conoce a un nuevo miembro de la familia, nota que el arenero está demasiado sucio, está estresado, o está en celo, por ejemplo.

Ojo visor

Debido a que es su forma primordial de comunicarse con los humanos y como tal de proporcionar muchas pistas sobre lo que quieren y lo que no, además, de dar información acerca de lo que les puede estar sucediendo, se debe estar muy atento.

Al ser algo tan característico de los gatos, es posible que a veces se deje pasar por alto y no le prestemos la debida atención. Esto es un error, ya que el gato siempre quiere decir algo cuando emite estos sonidos.

Conócelo

El gato maúlla de forma distinta según por lo que maúlle. Por ejemplo, no es lo mismo, demandar caricias y mimos que pedir comida; el tono e incluso el volumen serán distintos.

Los maullidos también son un buen indicador sobre la salud del minino. Cuando le duele o le molesta algo, el gato se quejará. El maullido es distinto al resto en estos casos, por lo que a la menor duda de si lo notas cambiado, visites el veterinario.

Cabe acotar que los maullidos se dividen en sonidos medios, sonidos de baja intensidad y sonidos de gran intensidad.

Los maullidos se encuentran entre los primeros, mientras que el bufido, por ejemplo, se encuentra entre los de gran intensidad ya que suelen ir asociados a la agresividad, en mayor o menor grado.

En este sentido, el nivel de intensidad depende de la emoción que esté intentando comunicar el animal. Cuanto más intenso sea el maullido, más “urgente” es el mensaje que quiere transmitir o la emoción que quiere que se comprenda. Además, el maullido también es distinto según el estado en que se encuentre el gato. Si está relajado, serán cortos y más agudos; si está nervioso o enfadado, serán más largos y profundos.

Por lo general los maullidos cortos de tono suave los reserva para el amo. Pueden significar que le pongas comida o abras la ventana para que se dé una vuelta. En cualquier caso, se trata de una llamada de atención.

En cuanto a los maullidos muy suaves, los destina el gato al saludo con las personas. Los intensos y largos también son una llamada de atención, o un reclamo para obtener algo beneficioso a cambio, como jugar y divertirse con el humano.

Finalmente, los maullidos constantes, intensos y entrecortados, suelen emitirlas las gatas en época de celo.

D2001

- Advertisement -spot_img

ARTÍCULOS RECIENTES